En el marco de la Ley 2013 de 2019, los funcionarios públicos elegidos por voto popular, entre otros; deben publicar y divulgar su declaración de bienes y rentas, del registro de conflictos de interés y la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios. La publicación de esta información será requisito para posesionarse, ejercer y retirarse del cargo. A quienes no aplica el ingreso y retiro del cargo, será requisito antes, durante y al término del ejercicio de la función pública, prestación de servicios públicos o administración de bienes o recursos públicos. Adicionalmente, los elegidos por voto popular deben presentar el registro de los aportes que se realizaron en campaña conforme lo presentado en el aplicativo del Consejo Nacional Electoral denominado Cuentas Claras. Obviamente, se trata de una estrategia para que garantice la transparencia de sus actuaciones, debido a escándalos de corrupción que se han presentado y son materia conocida del lector. 

Sin embargo, vale la pena realizar un análisis de las declaraciones de renta del funcionario de más alto rango dentro de la Rama Ejecutiva del Gobierno Nacional. Se trata entonces de hacer un ejercicio de cómo están tributando nuestro Presidente y esbozar una explicación al reclamo popular al porqué presentan algunos un patrimonio alto y no pagan, o pagan una suma muy baja de impuestos. A continuación, la declaración de renta del señor Presidente de la República, Iván Duque Márquez

En efecto, posee un patrimonio bruto relevante, pero sus deudas solamente alcanzan un 2% del mismo. Estaría reportando inicialmente los ingresos obtenidos por su labor como Presidente de la República; de sus ingresos no constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, estaría detrayendo aquellos que el Estatuto Tributario contempla. Al igual que sus rentas exentas de trabajo y deducciones. Para obtener  una renta bruta de $188.533.000. 

De igual manera se observa que el Presidente tiene unas rentas de capital cuyos ingresos, a la luz de la legislación; no alcanzan a dar la base para declarar impuesto de renta por estos conceptos; por tal motivo no declara por este concepto. 

Su renta presuntiva es inferior a las rentas cedulares, por tal motivo, solamente declarará renta sobre estas últimas. Para efectos del cálculo del impuesto basado en lo estipulado en el artículo 241 del Estatuto Tributario, las rentas cedulares se convierten en UVT, lo cual da un resultado de 5.572 Unidades. Dentro de la tabla descrita en el artículo mencionado, se ubica dentro del rango establecido correspondiente a la cuarta fila de la misma, y efectuando la operación allá indicada, da el impuesto de renta que el Presidente debería pagar. 

Dando alcance a los ingresos por rentas de capital obtenidas, se aplicará lo estipulado en el artículo 242 del Estatuto Tributario en cuanto a determinar que las rentas que obtuvo el presidente por ese valor ($2.406.000) no declaran impuesto por ser inferior a 300 UVT ($9.945.000), la cual es la cifra base para empezar a declarar por este concepto, de acuerdo con la tabla establecida en el artículo mencionado. 

Lo anterior se puede concluir solamente observando su declaración de renta para el año 2018. Si realmente se busca determinar qué tan exacto es el valor allí declarado, debe remitirse a toda la documentación soporte de dicho denuncio rentístico, la cual no está al alcance del público; pues se trataría de información reservada en virtud de lo estipulado en el artículo 19 de la Ley 1712 de 2014. 

Asimismo, se puede observar que al Presidente le practicaron durante el año 2018 una serie de retenciones en la fuente, las cuales comparadas con el saldo a pagar, hacen que se le origine un saldo a favor de casi $8.200.000

Se debe tener en cuenta que las rentas por ingresos laborales el Presidente las empieza a percibir desde el mes de agosto de 2018, al momento de posesionarse; y deben sumarse con las rentas laborales percibidas entre el 01 de enero y el 06 de agosto. 

También se revisó la Declaración de Bienes y Rentas y Registro de Conflictos de Intereses, de acuerdo con lo establecido en  Ley 2013 de 2019, Ley 1437 de 2011 y 734 de 2002. Sin embargo, al compararla con la Declaración de Renta se observa que se dejaron de declarar $16.598.000 correspondientes a un crédito, el cual se encuentra registrado de esta manera dentro de la Declaración de Bienes como crédito. 

Los bienes patrimoniales reportados por el Presidente en la Declaración de Bienes suman $707.957.000 y sin embargo, en la Declaración de renta se declaró $1.423.606.000 en su patrimonio bruto. 

Las diferencias descritas no se describen con el objetivo de buscar un error que derive en una sanción  tributaria (lo cual no es competencia del suscrito), sino con el objetivo de encontrar una explicación al porqué en la Declaración de bienes hay registrado unos valores y en Declaración de renta se hallan otros valores. . 

Con este ejercicio se busca que la ciudadanía entienda que así como todos tenemos que contribuir con la financiación del Estado, (Artículo 95 Constitución Política), también tenemos derecho a una serie de exenciones que no solamente el Presidente, sino todos nosotros como ciudadanos debemos tomar para deducir de nuestras declaraciones tributarias; todas ellas contempladas en el Estatuto Tributario. 

Se trata de hacer un ejercicio crítico, sin ninguna clase de sesgo político, sino de la mano con lo que la Ley impone. Algunas corrientes tratan a todos los funcionarios de corruptos por ganar grandes cantidades de dinero y que en su declaración les arroje saldo a favor,  pero es que cada situación tiene su particularidad. No se trata tampoco de justificar si sí o si no está bien hecha esa declaración, si se está disminuyendo ingresos o activos o maximizando gastos y/o pasivos. El suscrito se guía por la presunción de verdad que tiene los datos consignados en la Declaración de Renta por el Presidente de la República. (Artículo 746 Estatuto Tributario).

Hago un llamado a la ciudadanía a que no se dejen llevar por el eco de algunas personas que dicen lo primero que piensan sin conocer a fondo las situaciones. 


Juan Pablo Merchán Díaz
Contador público
Especialista en Gerencia del Talento Humano
Editor Especialista Tributario y Contable. 
Correo: juan.merchan@notinet.com.co