Corte Constitucional





Sentencia T 291 de 2022

Fecha de expedición del documento: Martes 23 de Agosto de 2022

Al negarle a la estudiante la oportunidad de calentar sus alimentos en el colegio accionado, el colegio accionado vulneró sus derechos fundamentales.

Señalan los accionantes que su hija de 11 años cursa sexto grado, que decidieron no contratar el servicio de restaurante proporcionado por el colegio, debido a que no se ajusta a los requerimientos nutricionales sugeridos por el nutricionista familiar, por lo que la niña lleva sus alimentos. Sin embargo, la institución accionada prohibió el acceso al restaurante a aquellos alumnos que optaron por no contratar el servicio de almuerzo que esta ofrece. Así, no les es permitido ingresar a dicho lugar para calentar sus alimentos o para consumirlos. En consecuencia, los estudiantes que no cuentan con el mencionado servicio, incluida su hija, deben almorzar en otro lugar del colegio. Manifiesta que la niña intentó calentar sus alimentos, pero que fue interrumpida por una profesora de la institución, con la excusa de que la lonchera eléctrica podría representar un peligro de accidente. Los accionantes solicitaron al colegio, se destinara un espacio en el restaurante para los estudiantes que no habían contratado el servicio de almuerzo, se adaptaran lugares para que, bajo la supervisión de un profesor, dichos estudiantes pudieran calentar sus alimentos; entre otras peticiones; a lo que el colegio accionado se negó, bajo la excusa que la institución no podía permitir que quienes no contrataron el servicio de alimentación ingresaran al restaurante con alimentos que no cumplen con los estándares exigidos y que representan un riesgo de contaminación cruzada. Por lo anterior, solicitan la protección de sus derechos fundamentales a la salud, la alimentación y la igualdad, los cuales estiman vulnerados por el colegio. En respuesta, este último manifestó que la tutela implica un desgaste innecesario para la administración de justicia y de referirse a los servicios que presta la institución, manifiesta que los accionantes, a pesar de no haber contratado el servicio de restaurante escolar, pretenden que su hija tenga el mismo trato de aquellos estudiantes que sí cuentan con dicho servicio. En primera instancia, se negó el amparo solicitado tras considerar que la decisión adoptada por el colegio se basa en las relaciones contractuales que existen entre este y los padres de familia de los estudiantes. Por un lado, sostiene que el colegio demostró que los estudiantes que no contratan el servicio de restaurante cuentan con espacios para consumir sus almuerzos junto a sus compañeros. Por otro lado, afirma que la pretensión de adecuar las instalaciones eléctricas para que los estudiantes puedan conectar sus loncheras eléctricas con la supervisión de un profesor resulta improcedente, este fallo no fue impugnado. En sede de revisión, la Sala considera que vulneró el derecho a la alimentación y a la igualdad de la niña y de los estudiantes que se encuentran en su misma situación, al no brindar alternativas adecuadas para lograr que quienes no contratan el servicio de restaurante con la institución, puedan consumir el almuerzo que llevan desde sus casas en condiciones dignas e iguales. En consecuencia, revocará la Sentencia del 26 de octubre de 2021 del Juzgado 2° de Pequeñas Causas y Competencia Múltiple de Bogotá, para, en su lugar, amparar los derechos a la alimentación y a la igualdad de la niña y demás estudiantes que se encuentran en su misma situación. Ahora, no se desconoce que, dependiendo de la alternativa que se escoja, es probable que el colegio deba realizar inversiones y gastos. En este sentido la institución podrá, en cumplimiento de las normas legales, determinar esos costos y el modo en que serán asumidos entre los padres de familia y el colegio.



Revocar el fallo revisado MP Antonio José Lizarazo Ocampo Documento disponible al público a partir de octubre de 2022 Temas: Alimentación, Restaurante escolar.



Descargar