Corte Suprema de Justicia Sala de Casación Civil





Expediente 11001 31 03 044 2011 00465 01 (4103) de 2021

Fecha de expedición del documento: Jueves 16 de Septiembre de 2021

Inferencias realizadas por el tribunal sobre el informe presentado por Aerocivil sobre accidente aéreo, se basaron en las reglas de la sana crítica

Demandantes solicitaron declarar civilmente responsables a Aeroexpreso del Pacífico S.A, 2 civiles y a la aseguradora Colseguros S.A, esta última en ejercicio de la acción directa, por los perjuicios ocasionados a los accionantes en sus calidades de padres, hermanos, tíos, primos y amigos de un médico fallecido el 28 de octubre de 2008 cuando la avioneta en la que este se desplazaba se accidentó en el municipio de Nuquí, Chocó. En consecuencia, reclamaron las respectivas condenas a los enjuiciados, por concepto de los daños patrimoniales y extrapatrimoniales que ese deceso les produjo, según los montos que discriminaron en el pliego inicial y en la audiencia prevista en el artículo 432 del Código de Procedimiento Civil. Los civiles eran piloto y copiloto de la nave, y a la vez sobrevivientes del siniestro porque se arrojaron del aeroplano dejando solos y encerrados a los pasajeros y todas las causas son imputables a la empresa convocada, pues la aeronave llevaba operando más de 25 años, pero estaba amparada por póliza emitida por la aseguradora convocada. EN oposición, la aerolínea propuso excepciones que denominó “falta de legitimidad por la parte pasiva” e “inexistencia de causa y razón”. La aseguradora formuló como excepciones “improcedencia aumento subjetivo perjuicio”, “improcedencia de condena por pérdida de una oportunidad”, “improcedencia de condena por perjuicio fisiológico”, “improcedencia de condena por daños punitivos”, entre otras; mientras que piloto y copiloto guardaron silencio. En primera instancia se determinó que los demandados son civilmente responsables de los daños ocasionados a los demandantes. Dicho fallo fue apelado, y en segunda instancia, confirmado; razón por la cual se desató el recurso extraordinario de casación. Resolviendo, la Sala considera que el “Informe Final” realizado por el Grupo Investigación de Accidentes de la Aeronáutica Civil, es un documento que “de conformidad con los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia (RAC) Parte Octava y el Anexo 13 de OACI (Convenio de Aviación Civil Internacional”, tiene como “único objetivo la prevención de futuros accidentes o incidentes” y no “determinar la culpa o la responsabilidad”, se entiende, de la compañía transportadora, de la tripulación, o de cualquier otro tercero relacionado con la operación de la aeronave siniestrada. Por lo tanto, con esa prevención incorporada en los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia y en el Anexo 13 de un tratado internacional suscrito por el país, es que en el examen de tan singular prueba que está destinada, por ley y reglamentos, cardinalmente a prevenir futuros accidentes por similares hechos, no es posible, sin el cuidado pertinente y con la crítica necesaria, asumir como ciertas y definitivas conclusiones a las que haya llegado la autoridad aeronáutica en el trabajo final sobre la investigación cursada por el insuceso aéreo, o hacer uso directo de declaraciones o documentos que hubiesen servido para adelantar dicha investigación de orden administrativo y no judicial. Por ello, ninguna recriminación cabe hacerle al Tribunal por haberse adentrado en el examen crítico de las circunstancias que precedieron al fatídico vuelo, programado entre Nuquí y Quibdó



No casa MP Álvaro Fernando García Restrepo Documento disponible al público a partir de octubre de 2021 Temas: AEROCIVIL, Informes, Accidentes aéreos.



Descargar